Desplazamiento de trabajadores al extranjero

25. 4. 2014

Una sociedad de residencia en la UE puede desplazar sus empleados a la República Checa solo con el objetivo de la prestación de servicios temporal y/u ocasional que, al mismo tiempo, presta en su país de domicilio. Los trabajadores extranjeros desplazados tienen la obligación de regirse por el derecho laboral checo que regula todos los asuntos relacionados, como son: jornada laboral, salario mínimo, seguridad laboral o duración de vacaciones. No obstante, los trabajadores permanecen siendo empleados del empleador de su país de domicilio.

En general rige que la sociedad que desplaza a sus empleados tiene que respetar la legislación del país anfitrión si esto está en favor de ellos. Los empleados extranjeros desplazados tienen que gozar de las mismas condiciones laborales (incluso el salario mínimo y vacaciones remuneradas) como los trabajadores checos. Si los empleados residen en el país miembro anfitrión más tiempo, es necesario cumplir los requisitos relacionados con el traslado. Más información acerca de los reglamentos de traslado a la República Checa.

Los trabajadores extranjeros desplazados y su empleador tienen que respetar los reglamentos particulares relacionados con el desplazamiento de empleados al extranjero, sobre todo los reglamentos vinculados a la obligación de registro en el país anfitrión y reglamentos relacionados con contribuciones y seguro social y de salud. A continuación, es importante conocer las reglas relacionadas con las normas laborales de la República Checa y posibles sanciones que pueden ser impuestas.