Región de Pilsen

1. 4. 2014 | Fuente: BusinessInfo.cz

La región de Pilsen representa la puerta de la República Checa hacia la Unión Europea, ya que hace frontera con Alemania y la autopista D5 que une Praga (y el resto de RCh) con la autopista alemana atraviesa el territorio de la región completa.

La región de Pilsen se extiende en la parte suroeste de la República Checa. Hace frontera con la región de Karlovy Vary en el suroeste, con la región de Ústí nad Labem enel norte, con la región de Bohemia Central en el nordoeste y la región de Bohemia del Sur en el este. La frontera con Alemania (Baviera) más larga está en el suroeste. Gracias a su posición estratégica entre Praga y los países de Europa Occidental, esta región es muy atractiva para los inversores tal y como para los turistas.

Geografía

Por su relieve, la región de Pilsen tiene unas condiciones naturales muy variadas. El fenómeno natural predominante es la zona montañosa fronteriza situada en el suroeste y denominada Český les (Bosque Checo) y el valle de Pilsen que se extiende en el nordeste de la región. La región tiene un enorme potencial para el desarrollo, en primer lugar gracias a su posición, a los recursos naturales y humanos y a los lazos con las demás regiones. La región está dividida en dos partes: la parte nordeste altamente industrializada y con una gran tradición de ingeniería alrededor de Pilsen, y la parte suroeste que es más montañosa y agrícola, con manufacturas menores que procesan recursos naturales.

La región se compone de siete distritos – Domažlice, Klatovy, Pilsen – sur, Pilsen – ciudad, Pilsen – norte, Rokycany y Tachov. Aquí hay 505 municipios y la superficie promedio de éstos es 14,97 km2. Es superior al promedio nacional que es 12,60 km2. La región es típica por sus numerosos poblados pequeños.

Población

La región de Pilsen con sus 570 000 habitantes cuenta con el 5,4 % de la población total de la República Checa. Más del 30 % de la población en esta región vive en la ciudad de Pilsen que es la ciudad más grande de esta región y centro industrial y administrativo a la vez. Esta región tiene vínculos intensos con Praga. La región se caracteriza por el segundo lugar en la densidad de la población.

Economía

La participación de esta región en el producto nacional bruto representa aproximadamente 4,8 %. La región ocupa el tercer lugar en la producción del producto nacional bruto por persona y esto se debe especialmente al alto rendimiento económico de Pilsen ya que esta ciudad participa con dos tercios en el producto nacional bruto de la región d Pilsen.

La región se caracteriza por un alto nivel de industrialización y el significado del sector productivo va incrementando de forma estable. Entre los sectores más importantes pertenece la maquinaria, la industria alimenticia, la producción de materiales de construcción y cerámica, la producción y distribución de energía, metalurgia. Las sociedades extranjeras representan apoximadamente el 3,4 % de todas las empresas industriales de la región, es más del doble del promedio nacional. El desempleo en la región de Pilsen se mantiene relativamente bajo.

Las empresas con gran influencia en la economía de la región: Škoda Holding, sociedad tradicional de ingeniería de transporte; Plzeñský Prazdroj fundada en 1843, el mayor exportador checo de cerveza, parte integrante de SAB Miller; Stock Plzeñ a.s. que es el mayor productor de bebidas destiladas en República Checa; Bohemia Sekt Českomoravská vinařská a.s. en Starý Plzenec que es un importante productor de vinos; Dioss Nýřany, productora de acumuladores y baterías; Okula Nýrsko, productor tradicional de marcos ópticos para espejuelos; Lasselsberger ČR, productor de cerámica; la fábrica de fósforos Solo en Sušice, el mayor productor checo de fósforos, la fábrica de vidrio Heřmanova Huť que produce vasos y copas.

En el territorio de la región hay recursos de materias primas tales como carbón, arcillas resistentes al calor y de cerámica, la piedra de cal. La región tiene condiciones bastante favorables para la agricultura. La tierra agrícola ocupa aproximadamente el 50,5 % de la superficie total, de ello la tierra de cultivo representa el 68,7 %. Los bosques ocupan el 39,6 % de la superficie total de la región, en Šumava, Český les y Brdská vrchovina hay bosques extensos. La región ocupa el segundo lugar en RCh en la cantidad de madera talada, después de la región de Bohemia del Sur donde predomina el talado de coníferas.

La primera zona industrial urbana en la República Checa que fue construida en Pilsen a principios de los años 90, se ha convertido en el parque industrial de mayor éxito en el país. Atrae a inversores de Japón, EE.UU., Alemania, Gran Bretaña, Holanda, tales como Panasonic, YAZAKI Wiring Technologies, Vishay Electronic, Alcoa Fujikura, Borgers, MD ELMONT o Daikin Industries.

Cooperación transfronteriza

Los distritos de Domažlice, Klatovy y Tachov emplean el Programa Auxiliar Europeo para la cooperación fronteriza a partir del 1993. Los poblados que están en las zonas fronterizas de la República Checa y Alemania, forman dos eurorregiones: la eurorregión Šumava- Bosque de Baviera – Mühlviertel y Egrensis. La cooperación transfronteriza con Baviera, en los marcos de las eurorregiones, ayuda a aliviar las diferencias sociales y económicas – los distritos de Domažlice y Klatovy (la eurorregión de Šumava) y el distrito de Tachov (la eurorregión de Egrensis) participan en el programa europeo de cooperación transfronteriza.

Turismo y cultura

La región ofrece condiciones muy favorables para el turismo. Pilsen ofrece muchos monumentos históricos y curiosidades naturales, tales como por ejemplo el sistema de presas de Bolevec, una obra singular en el estilo gótico tardío. La red densa de sendas turísticas y de recreo, tal y como el parque zoológico y botánico de Pilsen, las colinas en sus alrededores – Krkavec, Chlum y Sylván con miradores, todo esto resulta muy atractivo para los turistas.

Entre otros monumentos del patrimonio cultural, podemos mencionar el palacio barroco Manětín, el monasterio en Plasy (monumento cultural nacional), las ruinas de los castillos góticos Rabyně y Buben, el palacio renacentista Kaceřov, los restos del castillo Rabštejn nad Střelou, el palacio renacentista Horšovský Týn, el castillo en agua Švihov, el palacio Kozel, el palacio barroco Nebílovy, el palacio Lužany, el monasterio en Kladruby, el castillo Kašperk, los restos del castillo gótico Libštejn y muchos otros. Domažlice con sus tradicionales Festejos Veraniegos de Chodsko también atraen la atención de muchos visitantes.

Sitio web de la región