Trasladarse a la República Checa

Las condiciones de la entrada de ciudadanos extranjeros en la República Checa y de su residencia permanente están establecidas por la Ley núm. 326/1999 Bol. sobre la estancia de extranjeros en el territorio de la República Checa, en su versión actual. La República Checa se convirtió en parte del espacio Schengen. Los controles en las fronteras internas fueron suprimidos el 21 de diciembre de 2007. Después de adherirse al espacio Schengen, las reglas comunes sobre la circulación de personas en todo el espacio Schengen también son válidas en la República Checa, inclusive las condiciones para cruzar las fronteras exteriores.

Estados miembros de la UE

Las personas que gozan del derecho de circulación libre dentro de la UE (ciudadanos de los estados miembros de la UE y de Noruega, Islandia, Liechtenstein y Suiza) pueden entrar libremente en el territorio de la República Checa y residir en ella con cualquier fin sin permiso o visado hasta 3 meses. Un documento de viaje (pasaporte) o un carné de identidad son suficientes para su estancia. También los familiares de los ciudadanos de la UE, que son ciudadanos de los países terceros, gozan del derecho de libre circulación bajo ciertas condiciones. Deben demostrar que son familiares de un ciudadano de la UE y que acompañan a un ciudadano de la UE en el territorio de la República Checa o están de viaje con el fin de visitarle.

Notificación del lugar de residencia en la República Checa

El ciudadano de la UE que piensa permanecer en el territorio checo más de 30 días tiene la obligación de notificar el lugar de su residencia en la República Checa a la oficina de la policía de inmigración de su lugar de residencia dentro del plazo de 30 días laborales a partir de la entrada en el país. La misma obligación vale para los familiares del ciudadano si éste reside en el territorio de la República Checa. Lo que está mencionado más arriba no vale para los extranjeros / ciudadanos de la UE menores de 15 años y para las personas que han cumplido esta obligación en el establecimiento del alojador.

Permiso de residencia temporal

El ciudadano de la UE que piensa residir en la República Checa durante más de 3 meses tiene el derecho (no la obligación) de presentar una solicitud de certificado de residencia temporal. Si el certificado ha sido expedido a un ciudadano de la UE, también sus familiares, que son ciudadanos del país tercero, pueden solicitar el permiso de residencia temporal. Si el familiar es ciudadano de un país fuera de la UE, que tiene la obligación de visado, se requerirá visado para poder entrar en el territorio checo. Solo después éste puede presentar la solicitud del permiso obligatorio de residencia temporal y obtenerlo. El mismo procedimiento se aplica en caso de la solicitud de residencia permanente.

Aunque el permiso de residencia temporal no es un requisito para la estancia en la República Checa en caso de los ciudadanos de la UE, existen algunas circunstancias que hacen que sea conveniente que el ciudadano de la UE lo obtenga. Se trata de situaciones tales como cuando el ciudadano de la UE, residente en la República Checa, necesita demostrar que realmente vive en la República Checa.

Ejemplos de este tipo de situación:

  • compra de inmuebles conforme a la Ley de Divisas;
  • registro de un vehículo de motor;
  • caso en que el familiar de un ciudadano de la UE es ciudadano de un país fuera de la UE y piensa solicitar el permiso de residencia.

Entre los familiares de un ciudadano de la UE se cuentan: marido o pareja registrada, niño de hasta 21 años de edad, familiares dependientes o familiares dependientes en la línea directa ascendente. También otras personas pueden tener derecho, si las autoridades lo confirman.

La solicitud de permiso de residencia temporal se puede presentar en el Ministerio de Interior de la República Checa. El plazo máximo de la expedición de la solicitud del permiso de residencia temporal es de 30 días a partir de la presentación de la solicitud en el territorio checo.

Países que no son miembros de la UE

Los extranjeros, miembros de los países terceros (excepto la UE, Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein) pueden entrar en el espacio Schengen con visado o sin él en dependencia de la obligación del visado. Los miembros de los países terceros, sujetos a la obligación de visado, deben obtener el visado uniforme Schengen para la entrada con el fin de una estancia corta (hasta tres meses). Si el fin de la estancia en el territorio de la República Checa es una actividad asalariada, también los miembros del estado no sujeto a la obligación de visado deberán solicitarlo.

El ciudadano extranjero solicita el permiso / visado de corto plazo (legislación de la UE) o de residencia (legislación nacional) según el plazo planeado de su estancia. En general es válido que la solicitud del visado, junto con otra documentación requerida, se presente personalmente en el consulado checo en el extranjero (en algunos casos también en el Ministerio de Interior, en el territorio checo).

Notificación del lugar de residencia en la República Checa

Todos los extranjeros, a los que ha sido expedido el visado / permiso de residencia, deben obligatoriamente notificar el lugar de su residencia en la República Checa en un plazo de tres días, en el departamento correspondiente de la policía de inmigración en el lugar de su residencia. No es válido para los menores de 15 años y para las personas que han cumplido esta obligación en el establecimiento del alojador. El ciudadano extranjero que solicita el permiso de residencia en el extranjero, debe presentar, en el plazo de tres días naturales desde su entrada en la República Checa, los datos biométricos (visualización facial e impresión digital).

Visado uniforme Schengen

El visado de corta duración permite la residencia en el espacio Schengen durante un máximo de tres meses y en el plazo de medio año. La validez del visado de corta duración se determina según el número supuesto de viajes al espacio de Schengen.

Existen los siguientes tipos de visado de corta duración:

  • tipo A – visado de tránsito de aeropuerto;
  • tipo C – el visado uniforme Schengen (tipo estándar);
  • visado de validez territorial limitada – el visado Schengen extraordinario que permite la residencia solo en algunos estados del espacio Schengen.

Los visados de corta duración pueden permitir una, dos o más entradas. El plazo para resolver los expedientes es de 15 días naturales a partir de la fecha de presentación de la solicitud, muchas veces resulta más corto.

Visado de residencia (visado nacional)

El visado de residencia – para la estancia de más de 90 días – permite a los extranjeros residir en la República Checa durante un período de 6 meses como máximo. Esta categoría de visado permite al extranjero entrar repetidamente en el territorio de la República Checa y salir de él. El visado de residencia es la condición para la obtención del permiso de residencia.

El visado de residencia se puede conceder para un solo fin de residencia (por ejemplo: empleo, fines empresariales, estudios, unificación de familia, razones de salud u otras) o para más propósitos que co-existen (empleo + actividades empresariales, empleo + estudios).

Cada finalidad de la residencia, indicada en el formulario de solicitud, debe enviarse acompañada por los documentos requeridos. La tramitación de la solicitud del visado de residencia para más de 90 días puede durar hasta 90 días a partir de la fecha de su presentación para el procesamiento. En caso de denegación de la solicitud, el ciudadano extranjero puede apelar contra la decisión (solicitar una nueva justificación de razones por las que su solicitud ha sido denegada) en el plazo de 15 días a partir de recibir la notificación de denegación de la solicitud del visado de residencia. El solicitante del visado de residencia debe asistir a una entrevista en la embajada si ésta se lo pide. La entrevista es obligatoria en caso de la residencia permanente con fines empresariales.

Permiso de trabajo

Si un ciudadano extranjero piensa residir en la República Checa con fines de empleo, primero debe solicitar el permiso de trabajo. La oficina de empleo en el lugar respectivo del empleo expide el permiso. En algunos casos, es el representante legal de la empresa quien puede solicitar el permiso de trabajo. El proceso de tramitación de la solicitud de permiso de trabajo tiene la siguiente condición: el empleado/el extranjero entrega “la solicitud de permiso de trabajo“. En la práctica, el empleador dirige la solicitud en base al poder otorgado por el empleado.

El permiso de trabajo no se requiere en los casos siguientes, entre otros:

  • el ciudadano del país tercero reside en la República Checa durante la estancia de trabajo de corto plazo (pero no por un periodo superior a 7 días de calendario sucesivos o un total de 30 días durante un año de calendario, al mismo tiempo es la persona que presta servicios, asegura trabajos de montaje o reparación, etc.);
  • el empleador residente en otro estado miembro de la UE mandó al ciudadano del país tercero a la República Checa con el fin de prestar servicios;
  • el ciudadano del país tercero obtuvo el título académico en una universidad o escuela superior checa;
  • el ciudadano del país tercero tiene la residencia permanente en la República Checa, etc.

Tarjeta verde

Gracias a la existencia de la tarjeta verde es más fácil atraer a las fuerzas laborales cualificadas del extranjero a la República Checa. La tarjeta verde se usa como permiso de doble valor: permiso de residencia y permiso de trabajo. Los empleados potenciales pueden dirigir su solicitud a los consulados checos (hay casos en los que se pueden dirigir también al Ministerio de Interior de la República Checa).

Existen tres tipos de tarjeta verde:

  • tipo A – para las personas de educación universitaria y para el personal clave;
  • tipo B – para las personas de educación secundaria como mínimo;
  • tipo C – se emplea para «las otras» personas.

Las personas de los países siguientes pueden solicitar la tarjeta verde: Australia, Bosnia y Herzegovina, Canadá, Japón, Montenegro, Nueva Zelanda, la República de Macedonia, Serbia, Corea del Sur, Ucrania, los Estados Unidos.

Tarjeta azul

La enmienda de la Ley de la estancia de extranjeros en el territorio de la República Checa (Ley núm. 326/1999 Bol. en su versión actual), que entró en vigor el 1 de enero de 2011, efectuó una serie de reformas. Una de ellas fue la tarjeta azul, un nuevo permiso de doble función: permiso de residencia y el permiso de trabajo para empleados de alta cualificación:

  • diseñado para una residencia a largo plazo relacionada con el desarrollo de un trabajo de cualificación alta por ciudadanos extranjeros (excepto los ciudadanos de la UE);
  • la tarjeta azul se solicita en el consulado checo en el extranjero (hay casos en los que es posible dirigir la solicitud al Ministerio de Interior de la República Checa), junto con un contrato de trabajo que concluya por un periodo de un año como mínimo, supere cierto salario mensual y junto con los documentos que demuestran las cualificaciones del solicitante;
  • el criterio de aceptación – el contrato de trabajo debe contener el salario bruto mensual o el salario anual que corresponde al 1,5 múltiplo del salario promedio mensual o anual de la República Checa;
  • validez: tres meses a partir del fin del período en el que vale el contrato de trabajo (el período máximo son dos años; la prorrogación es posible);
  • simplifica el proceso de obtener el permiso de residencia permanente / estado del residente a largo plazo en la Comunidad Europea;
  • facilita la unificación de la familia sin la condición de un período mínimo de estancia anterior en la República Checa.

El documento ha sido preparado en base a la información de la agencia CzechInvest.